Pichincha y la historia de Carlos y Liliana

Carlos, nacido en Alicante y Liliana, nacida en Colombia, son un matrimonio cuya situación familiar se ha puesto en el límite de la exclusión social desde que él perdiera su puesto de jefe de obra en el 2012. Perciben mensualmente unos ingresos que rondan los 600 euros. (Él cobra todavía los 426 euros de la ayuda familiar. Ella ingresa 200 euros mensuales, dada de alta como empleada de hogar por horas) Ambos tienen a su cargo a Vanessa, una menor de 11 años. El matrimonio no ha podido soportar verse por más tiempo en el dilema de pagar la letra de la hipoteca de 600 euros, o bien permitirse los gastos elementales de alimentación, vestido y escolarización de Vanessa. La situación se ha hecho insufrible para esta familia. Hasta el punto de que Liliana ha tenido que ser derivada a tratamiento psiquiátrico por la Seguridad Social, después de que sus seres queridos llegaran a tiempo de impedir un conato de suicidio.

Para poder continuar su vida y luchar por el futuro de su hija, este matrimonio renuncia a la vivienda que hasta la fecha fue su casa, aceptando el desahucio y sólo piden la condonación de la deuda por parte de la entidad financiera Banco Pichincha, un banco que ni siquiera es con el que ellos contrataron el préstamo, sino una entidad que está actuando como fondo buitre, y ha adquirido su préstamo hipotecario sin que nadie les haya pedido consentimiento.

ColorEn este enlace está documentado todo el proceso del calvario vivido por este matrimonio al borde de la exclusión social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s