Carlos contra el banco buitre Pichincha: un relato inacabado

1538647_695007587198019_1971243153_nCarlos lleva más de medio año, desde el pasado mes de junio, intentando poner solución al problema de su hipoteca. Al otro lado –del teléfono, del buzón, del mostrador…porque lo ha intentado por todos los canales– se encuentra el Banco Pichincha. Esta entidad, de capital ecuatoriano, compró la hipoteca de Carlos y la de muchas otras personas, actuando como banco buitre, es decir, comprando hipotecas de otras entidades a bajo precio para después exigir su pago por todos los medios, sin consideración alguna de las situaciones particulares de los deudores y sin adherirse al Código de Buenas Prácticas que garantiza una mínima protección de los deudores.

La carta con la que Pichincha le comunicó a Carlos, en 2011, que había adquirido su crédito, incluía la siguiente frase: “Siempre buscando brindarle el mejor servicio y facilitar este proceso, Banco Pichincha España le invita a llamarnos de lunes a viernes de 9h a 19h. Estamos a su disposición para aclarar cualquier duda o inquietud sobre la situación actual de su préstamo”. Viendo cómo se han desarrollado los hechos y la situación en la que se encuentran Carlos y su familia hoy, esta oración resulta cuanto menos irónica… Pero mejor empecemos por el principio de la historia…

Cuando Carlos se dio cuenta de que pronto iba a tener problemas para poder seguir pagando regularmente su hipoteca, hizo lo que cualquier “deudor de buena fe” habría hecho: se dirigió a su sucursal en Alicante para intentar buscar una solución con la entidad bancaria antes de dejar de pagar. Empezaron entonces las negativas a dialogar, el traslado de responsabilidades a la central en Madrid y los “ya te llamaremos”. Tras varias visitas a la sucursal de Banco Pichincha en Alicante –siempre acompañado por la Plataforma #StopDesahucios–, llamadas a la persona responsable en Madrid y de entregar la documentación acreditativa de su situación, Carlos recibió como respuesta que su respuesta todavía tendría que esperar.

Y así pasó el verano y llegó septiembre. Pero tampoco en septiembre hubo respuesta. Carlos acudió de nuevo a la sucursal con algunos compañeros e informaron de la intención de la Plataforma de incrementar el nivel de protesta si Pichincha no mostraba disposición a buscar soluciones. Unos días más tarde los abogados del Banco le enviaron un burofax amenazándole con pedir una orden de alojamiento si volvía a dirigirse a la entidad “con tono amenazante”. Continuaron las llamadas telefónicas de Carlos buscando una solución y se incrementaron las concentraciones de la Plataforma #StopDesahucios ante la pasividad de Pichincha. La única solución posible que Carlos obtuvo del gabinete jurídico al que le derivó la entidad, ya a finales del mes de octubre, fue vender el piso, lo cual supondría para Carlos quedarse sin casa y mantener una deuda a la que se seguirían sumando los intereses de demora.

En diciembre son alrededor de un centenar de personas las que se plantan ante la entidad en Alicante para exigir una solución para Carlos. ¿La respuesta del Pichincha? Cierre de puertas y notificación de que la deuda pasa a procedimiento judicial. Pero la Plataforma #StopDesahucios no cesa en la lucha y cada jueves de enero se concentra ante las puertas de la sucursal del Banco Pichincha en Alicante. El primer jueves de enero la concentración se replicó también en Madrid, ante la sede central de la entidad.

A continuación reproducimos el relato cronológico de los hechos que el mismo Carlos ha redactado. Su lectura da una idea de lo desgastante que puede ser un proceso como este para cualquier persona. Sin embargo, se trata de un relato inacabado, las fechas se irán sumando y las acciones contra el Banco Pichincha se incrementarán, hasta escribir la única última línea posible, aquella que describa una nueva batalla ganada: la dación en pago para Carlos.


13 de junio de 2007: Firmamos el préstamo hipotecario con la financiera GMAC RFC EFC, S.A. ya que fue la única financiera que nos concedía el préstamo hipotecario sin necesidad de aval bancario, tan solo con un contrato de fin de obra y mi nómina.

15 de febrero de 2011: Nos comunican por carta que, con fecha 26 de noviembre de 2010, se había producido el cambio de la denominación social de GMAC RFC ECF S.A., pasando a ser PARATUS AMC ESPAÑA S. Algunos meses más tarde, el Banco Pichincha me comunica que es el legitimo titular y propietario de mi crédito y que Paratus AMC España, S.A. ha realizado la cesión de los datos de la cuenta bancaria en la que realizo los pagos de las cuotas del préstamo hipotecario. Pese a que dicen “estar a mi disposición para aclarar cualquier duda o inquietud sobre la situación actual de mi préstamo”, por supuesto no me informan de que dispongo de un plazo de 9 días para ejercer el derecho de retracto, es decir, para recomprar mi hipoteca al precio al que la ha adquirido el banco buitre, el Pichincha en este caso.

18 de julio de 2013: Nos presentamos ante la entidad Banco Pichincha de Alicante mi esposa, el abogado de la Plataforma #StopDesahucios y yo, para hablar con la directora de esta sucursal y explicarle que en dos meses no voy a poder hacer frente de los pagos de mi préstamo hipotecario y ver de qué manera podemos solucionarlo antes de dejar de pagar. En un principio, la directora se niega a recibirnos y una persona empleada de la entidad nos dice que  ya nos llamaría, ya que “los préstamos hipotecarios los llevan en Madrid”. Les pedimos entonces un teléfono de contacto de la persona responsable. En un primer momento no nos lo quieren dar; tras una pequeña discusión, la directora nos atiende y nos da un teléfono de la central de Madrid  y  el nombre de un responsable: Miguel  Ángel Antón,  y nos dice que nos llamarán.

29 de julio: Pasan los días y no recibimos ninguna llamada, por lo que vamos de nuevo a la sucursal. En este caso vamos mi esposa, un compañero de la Plataforma y yo, y preguntamos si han estudiado mi caso. En esta ocasión la directora no nos quiere atender, una empleada nos da un teléfono para llamar. Ese mismo día nos llama Miguel Ángel Antón  y nos pide que mandemos la documentación acreditativa de mi situación actual.

8 de agosto: Entregamos en la sede de la entidad de Alicante la documentación requerida. En conversación telefónica, Miguel Ángel Antón me dice que hasta septiembre no podrá dar una respuesta, porque se va de vacaciones.

18 de Septiembre: No tenemos ninguna respuesta, por lo que tres compañeros de la Plataforma y yo volvemos a la sucursal de Alicante, preguntamos por la directora y una empleada nos dice que no está. Yo le comento que estoy intentando  solucionar  el problema de mi hipoteca desde hace dos meses y que si no me dan una respuesta  volveremos más personas a protestar ante la entidad  por la no predisposición a dar una solución al problema. Como respuesta, me dicen gritándome que van a llamar a la Guardia Civil porque le estaba amenazando. Le respondo que por favor no me grite y le aclaro que  yo no le estaba amenazando, solo comunicándole las intenciones de protesta de la Plataforma #StopDesahucios por la falta de voluntad del Banco Pichincha a prestarse para la búsqueda de soluciones.

20 de septiembre: Recibo, como respuesta de los abogados del Banco Pichincha,  un burofax amenazándome de que si volvía  a la entidad dirigiéndome  en tono amenazante me pondrían una orden de alejamiento, y que este tipo de conductas estaba tipificado en el código penal con privación de libertad.

16 de octubre: Un grupo de 15 personas  de la PAH de San Vicente de Raspeig nos acercamos pacíficamente a la entidad  y entra la policía a preguntar si quieren atendernos. La directora accede a atender a dos portavoces y  a mi esposa. En esta reunión la directora nos da el teléfono del máximo responsable de préstamos hipotecarios de la entidad Banco Pichincha en Madrid, Juan Carlos Toribio, para que hablemos con él. Al día siguiente, un portavoz de la Plataforma #StopDesahucios mantiene una conversación  telefónica en la que Juan Carlos Toribio le dice a mi compañero que no son maneras, ir un grupo de 15 personas con la policía y que la policía no quiso levantar acta. El portavoz de la Plataforma le explica que fuimos pacíficamente y que la policía vino porque la concentración estaba notificada y es el Gobierno el que la envía a cubrir la concentración; nosotros no la llamamos. Juan Carlos Toribio le dice al portavoz que ellos solo hablarán con el afectado y que no negocian con las Plataformas #StopDesahucios. Al final de la conversación, Juan Carlos Toribio le da al portavoz de la Plataforma el teléfono del gabinete jurídico y le recalca que solo hablarán con el afectado.

21 de octubre: Llamo a este  gabinete y les pido por favor que me den una solución porque mi mujer esta muy mal psicológicamente, a lo que me responden que se lo comunicarán al Banco y me llamarán en el plazo de una semana.

4 de noviembre: Llamo al abogado y me dice que la única solución que me da el banco es que venda el piso y luego “ya veremos”, pero que los intereses de demora seguirían sumando a la deuda.

10 de diciembre: Ante la negativa de Banco Pichincha de sentarse a negociar de una forma seria y razonable, un centenar de personas nos concentramos a las puertas de la sucursal de la entidad en Alicante  para entregar un escrito de petición de dación en pago. Cuando nos disponemos a entrar, cierran las puertas y las mantienen cerradas hasta que finaliza la concentración.

12 de diciembre: El abogado de la Plataforma, una compañera y yo entramos a la entidad. Ponemos una queja por no abrirnos la puerta dos días antes y por las amenazas de la orden de alejamiento. Asimismo presentamos el escrito de petición de dación en pago.

18 de diciembre: Nos llega la carta de notificación de que la deuda pasa a procedimiento judicial

2 de enero  de 2014: Volvemos a concentrarnos a las puertas de la entidad en Alicante. En y Madrid, esa misma tarde compañeros y compañeras de Campamento Amigo 15M, de Acampada Celenque y otros activistas #StopDesahucios,  se manifiestan también a las puertas de la  sede central del Banco Pichincha e intentan presentar el escrito de petición de dación en pago, el cual la entidad no quiso recibir.

Durante todo este mes de enero la Plataforma #StopDesahucios de Alicante ha estado protestando cada jueves a las puertas de la sede de la entidad en esta ciudad todos los jueves. Banco Pichincha no solo se ha negado a negociar con nosotros y nos ha cerrado las puertas, sino que también se las ha cerrado a sus clientes y ha denunciado a un policía nacional, según nos han informado, por “coaccionar” a la directora para que nos atendiera.

3 de febrero de 2014: Recibo una nueva comunicación del Banco Pichincha, fechada en Madrid el 29 de enero. En ella el Banco manifiesta su desacuerdo con la reclamación que interpuse el 12 de diciembre, porque dice que no es cierto que la entidad no se haya mostrado dispuesta a buscar una solución. Asimismo, insisten en que yo y mis compañeros/as de la Plataforma nos hemos dirigido a la entidad “violentamente y profiriendo amenazas”.

 

¡¡APÚNTATE AL EVENTO EN FACE PARA APOYAR A CARLOS Y LILIANA  EL 20 de FEBERERO!!

Historial de publicaciones:
Manifiesto contra el Banco Pichincha, Campamento Amigo 15M
Apoyo a #StopDesahucios Alicante en ACCIÓN contra el BANCO PICHINCHA, Campamento Amigo 15M
Evento de apoyo en Facebook
Carteles diseñados contra el banco buitre Pichincha
Protesta de la Plataforma Stop Desahucios frente a la sucursal del Banco Pichincha, La Verdad de Alicante
Protesta ante la sucursal del Banco Pichincha (ecuatoriano) en Alicante, Disopress
Video La Verdad de Alicante

Anuncios

5 pensamientos en “Carlos contra el banco buitre Pichincha: un relato inacabado

  1. Pingback: Pichincha y la historia de Carlos y Liliana | Campamento Amigo 15M

  2. Pingback: 20F: CONVOCATORIA CONTRA EL BANCO BUITRE PICHINCHA | Campamento Amigo 15M

  3. Pingback: BANCO PICHINCHA: EL CARROÑERO DE LOS CARROÑEROS | Campamento Amigo 15M

  4. Pingback: CRECE EL CLAMOR CONTRA #PichinchaEstafa tras el 20F | Campamento Amigo 15M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s