Balance de 10 días de huelga de hambre contra #TerrorismoMachista y #MaltratoInstitucional

El pasado 9 de diciembre publicábamos el inicio de la huelga de hambre de 8 mujeres víctimas de la violencia de género de la asociación #VeLaLuz, en A Coruña. Diez días después, dos mujeres más se han unido a la huelga, una en Valencia y otra en Baleares; los apoyos en las redes sociales han crecido de forma exponencial; las reacciones de la clase política han sido inexistentes; el seguimiento por parte de los servicios sanitarios, impropio de una huelga de hambre; y las manifestaciones desde el sistema judicial, cuanto menos, insuficientes (ver aquí una nota publicada en este mismo blog sobre esto último).

CYMERA_20131208_150141

Pero, antes de analizar con más detalle algunas de las cosas que han sucedido durante los últimos diez días, cabe recordar cuáles son los motivos que han llevado a las mujeres de #VeLaLuz a ponerse en huelga de hambre o, dicho de otra manera, qué condiciones tendrían que cumplirse para que interrumpieran la protesta, si bien ésta siempre podría ser reanudada si se traicionaran los acuerdos como ya ocurrió con su primera huelga de hambre. Las exigencias de estas mujeres son: la revisión inmediata de los expedientes sobreseídos como represalia a las víctimas que aparecen en un vídeo de denuncia de la actuación judicial (ver más info aquí); revisión de los expedientes que han sido contaminados por la ideología del Síndrome de Alineación Parental (SAP) desde que se detectó su aplicación y difusión; creación de una comisión de investigación parlamentaria específica de violencia de género en cada autonomía , analizando el sistema y nivel de sobreseimientos en los últimos cinco años; suspensión de visitas a los menores ante indicios de violencia; suspensión de la guarda y custodia mientras dura la instrucción y pérdida de la patria potestad tras sentencia firme, dejando al agresor sin ningún tipo de derecho; y, por último puesta en marcha de medidas efectivas que fomenten el empoderamiento de las víctimas y no del agresor, tanto en su vida privada como en su vida pública.

No es de extrañar que gran parte de estas demandas hagan referencia a la protección de menores, dado que esta cumple una doble función: la primera y principal, proteger a los que más sufren, los menores, del maltratador; y, en segundo lugar, proteger a la víctima evitando la perpetuación del maltrato a través de los menores. Se trata de unos objetivos de mínimos para la garantizar la protección a la mujer y a las menores víctimas de violencia de género, protección que no figura entre las prioridades ni de las instituciones ni de los órganos y profesionales de la justicia.

Muestra de la desidia institucional es la pantomima de la no-creación de una comisión de investigación sobre violencia de género en el Parlamento gallego. La creación de dicha comisión y la inclusión en ella de las mujeres de #VeLaLuz fue el compromiso político –de PP, PSOE, Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Alternativa Galega d’Esquerda (AGE)– que les llevó a abandonar su primera huelga de hambre. Pero el compromiso pareció desvanecerse y la creación de la comisión parlamentaria volvió a la lista de exigencias de las víctimas a raíz de las actuaciones de los diferentes partidos en los días siguientes a la interrupción de la primera huelga, el pasado 15 de noviembre. Primero fue el BNG el que presentó una propuesta no de ley insistiendo en duplicar el tiempo de la ayuda económica a las víctimas, cuando apenas un 10% de las mujeres que denuncian la violencia llega a percibir dichas ayudas; esto no hizo más que invisibilizar el debate que las mujeres de #VeLaLuz habían logrado poner sobre la mesa con su huelga de hambre. El PSOE –que había presentado otro proyecto no de ley afín a las demandas de #VeLaLuz que quedó archivado en un cajón– presentó entonces una enmienda a la propuesta del BNG planteando la creación de una “Comisión de Igualdad”. En esta comisión se tratarían todos los temas relacionados con igualdad y no exclusivamente violencia de género; además, la participación de las mujeres de #VeLaLuz quedaría reducida a un tiempo entre 3 y 6 horas en dos días, en el papel de “invitadas”. En definitiva, los partidos políticos intentaron parchear a la desesperada el problema en torno al 25N, Día Internacional contra la Violencia de Género, fecha en la que convenía mantener a raya a las que habían demostrado que no se dejarían silenciar ante el maltrato institucional.

Ya durante esta segunda huelga que comenzó el pasado lunes 9 de diciembre, la dejadez institucional sigue siendo también una constante. Prueba de ello es el hecho de que en estos diez días solo hayan recibido dos visitas médicas –cuando lo normal en una huelga de hambre es que el seguimiento sea diario–, una el viernes 13 y otra el lunes 16. Pese a que destacan la profesionalidad y amabilidad del personal que las ha atendido en estas visitas, las mujeres de #VeLaLuz señalan la falta de medios y de pruebas: tanto en esta huelga como en la primera, la atención recibida se ha limitado a comprobar los niveles de azúcar, el pulso y la respiración; una vez se les realizó un electrocardiograma, pero eso fue antes de que la máquina dejara de funcionar. Este asunto es de máxima importancia si se tienen en cuenta los riesgos que conlleva una huelga de hambre; la mitad de las mujeres que participaron en la anterior huelga tuvieron que ser llevadas a urgencias tras sentirse mal y fue solo entonces cuando se les realizaron analíticas de sangre, pero nunca de orina u otro tipo de pruebas.

Pese a todas las piedras que les ponen en el camino, las mujeres de #VeLaLuz se mantienen firmes en su lucha y están recibiendo apoyos de asambleas del 15M como la de 15M da Coruña y esta de Campamento Amigo, de colectivos feministas, particulares, etc. En los próximos días, se lanzará una nueva campaña de apoyo en las redes.

Para apoyar y permanecer informad@:

https://www.facebook.com/velaluz.degenero

https://www.facebook.com/campamentoamigo15m

Y en Twitter: @VelaluzGalicia y @15MePlanto

Histórico de esta información

5 de diciembre de 2013, anuncio de la vuelta a la huelga de hambre tras la traición hacia sus demadnas

LAS MUJERES DE #VeLaLuz destapan con una nueva huelga de hambre la tenebrosa situación de las víctimas de violencia machista y de abusos sexuales en España

 Información traducida al inglés  The WOMEN of #VeLaLuz Association reveal through a new HUNGER STRIKE the dark situation of victims of violence against women and sexual abuses in Spain

9 de diciembre, comienzo de la segunda huelga de hambre

Comunicado #VeLaLuz 9D

10 de diciembre

Comienzan a unirse a la Huelga de Hambre Asociaciones de víctimas de otras Comunidades Autónomas

11 de diciembre

Comunicado Prensa #VeLaLuz 11D (tercer día de #HuelgaDeHambre)

“Es imprescindible”, recomienda el informe de Interior, formar a los agentes en aquellas Unidades donde se registre un mayor número de denuncias”

15 de diciembre

Concentración para protestar por la entrega de la custodia a un supuesto abusador en A Coruña

Una mujer arrestada por no entregar a su hija a un supuesto abusador convoca la solidaridad de las mujeres de #VeLaLuz

 16 de diciembre de 2013
El juez de Violencia de Género de A Coruña concede una entrevista a un diario nacional en el que da la razón a algunos de los argumentos de  #VeLaLuz y señala a los políticos como culpables pero  al tiempo tacha la  protesta de  #VeLaLuz de “gratuita”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s